Dieta: Frutas a la parrilla - Culinaria de las Américas

Dieta: Frutas a la parrilla

Las frutas a la parrilla son la mejor opción si estás haciendo dieta

No hay duda de que los antojos dulces vienen en cualquier momento. Una excelente técnica para no consumir azúcar en exceso es dorar algunas frutas en la parrilla.

Esta es una gran opción para quienes hacen dieta, ya que el calor carameliza el azúcar que contienen las frutas, logrando un sabor más concentrado.

Puedes probar asando en la plancha cítricos (toronjas, naranjas o pomelos), piñas, ¡o lo que más se te antoje!

Piña

Esta fruta asada es un rico postre, porque la cocción a la parrilla resalta su sabor dulce sin llegar a ser empalagoso. La ventaja de la piña es que puedes cocinarla al calor directo. Solo córtala en rebanadas circulares de aproximadamente una pulgada de ancho y ponlas directamente sobre tu parrilla. Requiere 10 minutos de cocción a fuego medio.

Lo esencial:  asegúrate de limpiar bien la parrilla antes de colocar la piña, especialmente si cocinaste carne antes. Esto evitará la posible contaminación cruzada y que las rebanadas asadas se impregnen con el sabor de otros alimentos.

Mango

Corta esta fruta en trozos o rebanadas medianas. Luego inserta las rebanadas en palitos de brochetas para que sea más fácil asarlas y para evitar que se escurran por la rejilla. Pon una rebanada por brocheta y dale vuelta cuando notes que el mango se va dorando. En general tiene un tiempo de cocción de entre 2 y 3 minutos por cada lado.

Tip:  Se recomienda que remojes los palillos de madera en agua por unos 30 minutos antes de ponerlos en la parrilla. Esto evitará que se quemen o que se genere un fuego.

Duraznos

Pinta los duraznos con miel por la cara interior y cocina entre 10 y 15 minutos dándoles vuelta cada tanto. Deben caramelizarse.

Manzanas

Pinta las rodajas de manzana con mantequilla. Aparte mézclalas con un poco de canela, nuez moscada y clavos de olor. Asa entre 10 y 15 minutos dándoles vuelta de vez en cuando hasta que caramelicen.

Plátano

La clave es que el plátano te quede bien cocido y suave. Comienza por envolver el plátano con su propia cáscara, después de haberlo pelado, en papel de aluminio, luego lo pones sobre la parrilla.  Cuando esté bien caliente, dale vuelta una o dos veces. Después de 20 minutos de cocción retíralo.





×
Hola, deseo saber sobre...