Dieta para la gastritis y la úlcera - Culinaria de las Américas

Dieta para la gastritis y la úlcera

La dieta para la gastritis y la úlcera es una parte fundamental del tratamiento, una vez que permite reposar el sistema digestivo, evitando que los síntomas empeoren.

Así que es recomendado que el paciente de preferencia para una alimentación rica en legumbres, frutas, vegetales, carnes blancas y pescados, preparados con pocos condimentos y sin salsas.

Además de esto, también es importante evitar las frituras, tortas y alimentos industrializados, como, por ejemplo comidas precocidas.

Qué comer en la dieta para la gastritis

  • Leche descremada;
  • Infusiones, excepto la de mate o el té negro, o tés con alto contenido de cafeína;
  • Jugos de frutas, excepto las cítricas como naranja, limón o piña;
  • Pan sin miga (sin el relleno), evitando siempre el pan de harina blanca como el pan francés;
  • Queso blanco, queso ricota, evitando los amarillos y grasos;
  • Las carnes deben ser bajas en grasa, y preparadas al horno, a la plancha o cocidas;
  • Para aliñar, utilizar especialmente finas hierbas, evitando salsas, pimienta, ajo, cebolla o mostaza;
  • Gelatinas, natillas con papilla de maicena y fruta fresca pelada o cocida.
  • Consumir preferiblemente vegetales cocidos como berenjena, zanahoria, calabacín.

Las frutas se deben consumir preferiblemente cocidas y sin cáscara como por ejemplo pera, manzana, durazno.

Lo que no debe comer en la dieta para la gastritis

  • Dulces en conserva.
  • Comidas precocidas.
  • Alimentos ricos en fibra como pan integral, arroz integral, pasta integral.
  • Salsas, como la bechamel (salsa blanca) o de tomate.
  • Alimentos ricos en grasas, incluyendo los pescados grasos como salmón, atún.
  • Carne de cerdo, incluyendo embutidos, como salchichas, jamón o mortadela.
  • Refrescos industrializados, café, té negro o bebidas alcohólicas.

  • Galletas rellenas, leche entera, pasteles elaborados.
  • Aperitivos grasos como la pasta de hojaldre, kibe, empanadas, hot dog, papa frita y hamburguesas.
  • Vegetales o frutas como el tomate, pepino, col, espinacas, berros, naranja, piña, kiwi.

La dieta para la gastritis, aunque siga unas reglas, puede presentar muchas variaciones dependiendo de la tolerancia de cada paciente. Por eso, la lista de arriba es sólo una guía. Además de esto, si la gastritis aparece principalmente en momentos de estrés o tensión, puede ser señal de una gastritis nerviosa.

El paciente debe ser consciente al sentir que un cierto alimento agrava los síntomas de la gastritis, y si es así debe eliminarlo de la dieta. También es importante realizar 3 comidas principales y 2 a 3 meriendas al día, al comer fraccionado comemos en menos cantidad y evitamos que la gastritis o la úlcera se agrave.

Menú semanal de la dieta para la gastritis

 Día 1

Desayuno

  • Un yogur natural
  • Cereales (evita que tengan azúcares)

Media mañana

  • Un zumo de frutas (busca aquellos zumos que no sean ácidos o con excesos de azúcar)

Almuerzo

  • Pollo horneado con ensalada (evita en la ensalada el tomate y el pollo sin piel)
  • Puré de lentejas
  • Una pera asada

 Merienda

  • Un sándwich de pechuga de pavo
  • Una infusión (que sea suave, como por ejemplo, la manzanilla)

Cena

  • Espinacas a la plancha
  • Revuelto de champiñones
  • Un yogur natural

Día 2

Desayuno

  • Un vaso de leche desnatada
  • Un par de galletas

Media mañana

  • Una manzana

Comida

  • Guisantes con jamón en daditos
  • Canelones de espinaca
  • Una mitad de melocotón

Merienda

  • Un yogur natural con cereales
  • Una infusión

Cena

  • Crema de champiñones
  • Revuelto de langostinos
  • Una pera asada

Recomendación

Realiza 5 comidas al día

Es muy importante seguir esta regla si quieres intentar mejorar los síntomas de la gastritis. Al realizar 5 ligeras comidas al día, vamos a conseguir que el estómago trabaje, pero a un ritmo muy inferior al que está acostumbrado, por lo que estamos ayudando a mejorar algunos dolores estomacales relacionados con la digestión.

Por el contrario, si realizamos una única comida o dos, el estómago debe trabajar mucho más pues la cantidad de alimentos será mayor, debiendo de secretar más jugos gástricos y aumentando así el nivel de acidez. También se deben respetar los horarios, comiendo siempre a la misma hora e intentando cenar al menos dos horas o tres antes de irse a la cama.





×
Hola, deseo saber sobre...